Blog

A una voz (Poema 1)

Niña, mi loca eres; puedo verlo.

Quiero vivir mi muerte sin tu vida.

Risas perdidas, ansias con heridas.

Noches que miro triste de deseo.

 

Suerte que tengo cerca lo que alejo

con mi mal sombra negra que levita.

Sobre tu rambla seca sin mis lágrimas

me lanzaré sin duda sobre el fuego.

 

En la meseta arde el aire azul.

Recordarás los chumbos con espinos. 

Y las granás vermejas en quietud.

 

Y rasgará tu voz como un silbo

inmemorial necrópolis tabú,  

inaugurando todo lo destruido.

 

En mi cortijo de Las Canalejas, Almería, 12 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SpanishEnglishFrenchGerman
error: ¡¡Contenido protegido!!